Ejemplos de encuestas

por | Diciembre 18, 2014

Existen varios ejemplos de encuestas que seguramente te encuentres en tu día a día y que te puedan ilustrar cómo de presentes están en la vida cotidiana. Tanto, que incluso es posible que a menudo las realices sin siquiera darte cuenta, como por ejemplo las típicas encuestas de comerciales vía telefónica que te llaman a tu lugar de residencia (a veces incluso de forma invasiva) hasta sorteos en los que debas introducir tus datos.

Encuestas muñeco

Una encuesta consiste en realizar un conjunto de preguntas para un fin concreto a un grupo de personas aleatorias o de un perfil en particular, dependiendo del tipo de resultados que se quiera obtener.

Ejemplos de encuestas.

El uso de la encuesta es muy común para conocer la opinión del público con respecto a algo, y hacerse así una idea de la opinión social sobre un producto o tema en concreto.

Esto convierte a las encuestas en un recurso muy útil aplicable para casi todos los aspectos, destacando su uso en empresas, comerciales y medios de comunicación.

Es muy corriente que incluso encontremos en mitad de la calle a personas a “pie de campo” realizando encuestas de corte televisivo o de forma escrita para algún tipo de campaña específica. Estas encuestas pueden ser de muchos tipos, desde la más simplista como aquellos ejemplos de encuestas en los que simplemente se debe responder “sí” o “no” a otras de índole más complejo en los que involucras tu criterio, tu información y vivencias personales.

Uno de los medios en auge a la hora de realizar encuestas es internet, ya que te permite contestar sin siquiera entablar contacto entre el encuestador y el encuestado, a veces incluso permitiendo responder a este último de forma totalmente anónima, almacenando los resultados de los datos finales en una base de datos, por lo que ordenarlos y estudiarlos según los criterios que interesan se convierten en una tarea mucho más sencilla.

Aunque como cualquier método, también ofrece algunos contras a tener en cuenta, ya que podrían estropear o incluso anular la encuesta, por lo que todo el trabajo realizado sería en vano o incluso peor: equivocado. Desencadenando en resultados desastrosos. Y es que recientes estudios que ponen ejemplos de encuestas a realizar desde el anonimato han dado pie a un posible boicot debido a un gran número de respuestas falsas y la poca seriedad de los encuestados.

Pese a esto, existe una gran aceptación del medio ya que la mayoría de las personas sí se suele tomar en serio estos ejemplos de encuestas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *