Ejemplos de misericordia

por | septiembre 24, 2017

La misericordia es la virtud del ánimo que lleva a las personas a compadecerse de las miserias de personas ajenas a ellos. Se trata, por tanto, de una actitud bondadosa de un ser humano con respecto a otro que lo pasa mal. Uno de tantos ejemplos de misericordia puede ser el de una persona con más dinero que ayuda a otra que está pasando un mal momento económico.

Es importante señalar, que la misericordia puede manifestarse ya sea de forma material o espiritual. Podemos encontrar, desde ofrecer ropa, alojamiento, dinero a gente más necesitada, hasta enseñar a los jóvenes que no tengan acceso a la educación escolar. También, se puede manifestar en rezos y funerales, aunque son menos evidentes.

Algo reseñable es saber diferenciar entre misericordia y lástima, que a menudo se confunden y no son sinónimos. Sentir lástima por alguien es una actitud pasajera que además no acarrea que se vaya a realizar algo por ello. Por otro lado, la misericordia, va más allá de esa reflexión pasajera, pasando a la acción y procurando ayudar en todo lo posible a mejorar la situación de desventaja de la persona en concreto.

La misericordia en la biblia

Para el cristianismo, la misericordia es el atributo divino asociado a la amabilidad y el perdón de los fieles a Dios, que piden para que éste tenga piedad por sus pecados y su desobediencia. Es por ello, que en la Biblia, encontramos innumerables ejemplos de misericordia pues está muy ligado a los preceptos cristianos.

De acuerdo a las palabras de Jesús, el hombre debe ser misericordioso con los que los rodean si quiere ser tratado del mismo modo.

La divina misericordia es la devoción que sienten los cristianos por la misericordia de Dios, el cual se sacrificó por los pecados de sus seguidores. A través de esta entrega, la Iglesia asegura a sus fieles que sus faltas serán perdonadas por Jesús, mediante la salvación.

Se trata además del estilo de vida que propone el cristianismo a través de acciones exteriores e interiores.

En cuanto a las interiores, están referidas a la fe ciega en Dios y en sus promesas de salvación. Por otro lado, las acciones exteriores se encuentrar en la veneración de símbolos, la repetición de oraciones, los actos misericordiosos con respecto a nuestros semejantes y la realización de determinadas celebraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *