Ejemplos de negligencia

por | septiembre 18, 2017

La negligencia es la falta de cuidado o el descuido con algo en concreto. Una conducta negliente, por lo general, implica un riesgo para sí mismo o para una tercera persona debido a la falta de previsión o de cuidado de la persona.

La negligencia, está penada por la Justicia, ya sea civil o penal en función de cada caso en particular. La culpa está dada en la omisión de la conducta para evitar o preveer el daño ocasionado en cada caso. Cabe mencionar que hay casos donde la negligencia no es tan evidente, los cuales estarán relacionados con abusos psicológicos. Uno de tantos ejemplos de negligencia de esto es el caso de un niño que sufre bulliying en el colegio por parte de sus compañeros a través de insultos y amenazas. Si los compañeros que se mantienen al margen no se involucran, se considera que están siendo negligentes con dicho abuso, aunque no serán penados.

Casos de negligencia

Uno de los tantos ejemplos de neglicencia podemos encontrarlo en una persona que conduce hablando por el móvil. Esta persona, al no estar completamente concentrada en la conducción, puede despistarse y originar un accidente de tráfico, el cual puede involucrarla sólo a ella o a terceros. En este caso, dicho accidente se habría producido por la negligencia del propio conductor al coger el móvil mientras conducía.

Otro caso muy llamativo es el de las personas que realizan hogueras en el bosque pudiendo provocar un incendio. Está claro que estas personas no realizan la hoguera con esa finalidad, pero hacerlas supone un gran riesgo a provocarlo, infundando enormes daños materiales, personales..etc a los habitantes y seres vivos de esa zona. También, en este aspecto, las personas que dejan residuos en los bosques que son inflamables, o que pueden ocasionar un incencido se les considera negligentes, aunque no son condenados o penados.

Por último, tenemos el caso de la negligencia médica, quizá una de las más sonoras aún sin ser muy usual. Aquí encontramos casos como el de cirujanos plásticos que prometen algo que luego no cumplen. También alguna muerte en el operatorio, ha podido ocurrir por negligencia del médico a la hora de llevar a cabo la operación, no siendo realmente apto o capaz para la misma, y provocando la muerte del paciente. Este último caso de negligencia si que es altamente penado y condenado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *