Ejemplos de brochure

por | Febrero 12, 2017

Si estás buscando ejemplos de brochure, aquí encontrarás eso y más porque te explicaremos también qué es y para qué se utiliza.

Un brochure es un folleto informativo sobre una empresa y los productos o servicios que ofrece. Debe contener la mayor y más precisa información sobre la compañía y los bienes.

 

El brochure hace el papel de una carta de presentación de la empresa. Es muy importante tomarse en serio este folleto ya que lo verán los empleados, los competidores, los compradores y posibles clientes.

 

Es fundamental tomar en cuenta que no solo importa el contenido sino también el diseño.

¿Por qué es necesario un brochure?

 

Un brochure no solo informa, también tiene otras funciones. Es otra forma de promocionar y de darle publicidad a lo que ofrece la compañía.

 

Si se toma en serio el diseño, el brochure tendrá un concepto que se posicionará en la conciencia de las personas. La próxima vez que vean un folleto de la empresa, sabrán de inmediato que se trata de ella y querrán averiguar qué trae de nuevo.

Ejemplos de brochure

 

Una carpeta con pestaña es un tipo de brochure apropiado cuando la compañía haga una muestra de una investigación de marketing. En este caso no se trata solo de preocuparnos la presentación del brochure sino también la practicidad que puede tener.

 

Los sobres transformados también son un ejemplo de estos folletos corporativos. Si la empresa decide utilizar servicios postales para poder informarle a los clientes sobre nuevos productos, estos sobres personalizados serán de gran utilidad para aumentar la identificación de la compañía.

 

Si utiliza un sobre personalizado, con su propio logo y slogan por ejemplo, generará una muy buena impresión en los clientes quienes se sentirán más confiados con la empresa.

 

Un brochure también puede variar según el tamaño. Un tríptico o un díptico son dos ejemplos de brochure. Que estos sean más pequeños es muy práctico si se trata de entregarlos en la calle, en una reunión, en encuentros o a conocidos ya que todas estas personas podrán fácilmente guardarlos en sus bolsillos, bolsos o carteras.

 

Estos son algunos ejemplos de brochure o de los magníficos folletos empresariales. Recuerda que las dos cosas más importantes son: la información precisa y el diseño. Piensa siempre en cómo quieres vender tus productos o servicios y en cómo quieres que todos los demás vean tu compañía, la imagen.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *