Ejemplos de género

por | Mayo 14, 2017

En términos biológicos, nos referimos al género como a la identidad sexual de los seres vivos. La diferenciación entre los géneros masculino y femenino ha evolucionado hasta tal punto que podemos identificarlos en ideales sociológicos, creencias y condiciones de vida, y por ello ahora expondremos algunos ejemplos de género.

El genero es, por tanto, un concepto social que debe diferenciarse claramente de lo que es el sexo de un individuo. Hablar del sexo de un individuo es decir por anatomía si es masculino o femenino, pero en género no es así. El género, al referirse a conceptos más sociales, como creencias, comportamientos, etc, permite hacer una distinción más concreta y no clasificar en grupos tan generales.

Con referencia a esto último, vamos a ver algunos ejemplos de género:

Una persona que por sexo y anatomía es masculina, pero su manera de actuar, gustos e inclinación sexual la hace femenina. Es decir, un hombre por anatomía, que se siente mujer por sociología.

En el caso contrario, tenemos una persona que por anatomía es mujer, pero se siente hombre.

El género en la lengua castellana

Ahora vamos a abarcar otro bloque donde el género tiene una gran importancia. Este bloque es el referido a la lengua castellana, donde el género nos permite saber que complementos debe llevar una palabra.

En la lengua española, tenemos que diferenciar entre tres géneros para referirnos a las palabras:

  • Masculino: Corresponden los sustantivos aplicados al sexo masculino ya sean animales, hombres, niños, etc. Por lo general estas palabras suelen acabar en o, r, l, e, d, s. Vienen introducidos por artículos como un, unos, él, ellos, vosotros, nosotros.
  • Femenino: Por el contrario a lo anterior, corresponde a los sustantivos aplicados al sexo femenino. Vienen introducidos por artículos como una, unas, ella, ellas, nosotras, vosotras.
  • Neutro: Es aplicable a todos los sustantivos que admiten ambos géneros, es decir, que pueden tratarse como masculino o femenino o para aquellas palabras que carecen de género en sí mismas. Pueden usarse por tanto, ambos tipos de articulos para introducirlos, tanto los masculinos como los femeninos.

Una vez hecha la distinción entre los distintos géneros, vamos a mostras algunos ejemplos de géneros de cada tipo.

Masculino: coche, boli, lápiz, moto, pescador, topo, oso, vaso, armario, cojín, ordenador, estuche.

Femenino: casa, cama, almohada, carpeta, mochila, lámpara, nariz, zapatilla, copa, regla, escuadra.

Neutro: canguro, comandante, general, deportista, especialista, estudiante, estilista, pitón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *