Ejemplos de Fortalezas y Debilidades

por | Marzo 5, 2017

Existen  numerosos ejemplos de fortalezas y debilidades, pero hay que comprender primero que son cualidades que definen el comportamiento de cada ser humano. Todos sin excepción poseemos esas fortalezas y esas debilidades.

Algunas personas consideran que no tienen fortalezas, que sencillamente no nacieron con ellas, pero es lo contrario, si las tienen, pero desconocen cuáles pueden ser.

Es importante conocer los ejemplos de fortalezas y debilidades para comprender a utilizar dichas cualidades en cualquier aspecto de la vida.

Fortalezas

Se describe como una virtud de la persona que da el valor necesario para enfrentar cualquier  riesgo o reto que se presente, tambien se define como una cualidad de la persona para resaltar positivamente en algo.

Las fortalezas personales de un individuo son aquellas destrezas o habilidades especiales que únicamente nosotros tenemos para realizar alguna tarea de forma fácil.

Debilidades

Son lo contrario a nuestras fortalezas. Una debilidad personal, aquella que nos paraliza en el accionar de lo que queramos hacer, es una aptitud que no favorece en nuestra personalidad, es un factor negativo porque revela nuestras limitaciones y miedos.

Las debilidades pueden ser atributos que nos llevan a fallar en cualquier área de la vida, sea en lo personal o profesional.

Como Reconocer Nuestras Fortalezas y Debilidades

A continuación daremos algunos ejemplos de fortalezas y debilidades, para facilitar el modo de reconocer cómo funcionan estas cualidades en las decisiones y acciones tanto positivas como negativas en nuestra persona.

Ejemplos de Fortalezas

La Valentía: poder hacer cualquier tipo de cosa que se proponga de forma firme y decidida.

El Liderazgo: saber tomar decisiones que otros no pueden para el beneficio de todos, tambien motivar e inspirar son cualidades de un líder.

La Perseverancia: constancia en cualquier labor que hace, nunca perdiendo el norte a seguir, siempre firme en las decisiones que tome.

Ejemplos de Debilidades 

La Indecisión: no saber tomar decisiones, no tener en claro lo quiere para su persona.

Egoísmo: todo lo que hace es para sí mismo, para su conveniencia, y nada para los demás.

Arrogancia: poner entredicho que lo que el realiza no lo puede hacer nadie más y tiene derecho sobre otros.

Consideremos en todo momento de nuestra vida familiar, laboral y social estas cualidades, las mismas nos definen a cada uno de nosotros.

Hay que tener muy en claro que si no desarrollamos nuestras fortalezas, no las incentivamos, sencillamente nuestro potencial nunca emergerá para nuestro beneficio, y abriremos la oportunidad de relucir los aspectos negativos que no queremos en nuestra vida diaria, frenando así nuestro crecimiento profesional y desarrollo personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *