Ejemplos de fortalezas y debilidades

por | Abril 24, 2017

Conocemos por fortalezas de una persona a ese conjunto de virtudes, capacidades y rasgos positivos de la misma. Por otro lado, las debilidades son justo lo contrario, son las incapacidades, defectos y rasgos negativas de la persona. A continuación exponemos algunos ejemplos de fortalezas y debilidades.

Definiciones aparte, las fortalezas y debilidades de una persona dependen en gran medida del punto de vista o marco de referencia en el que estemos. Así pues, mientras para un trabajo físico, una fortaleza puede ser una buena aptitud física de la persona, en un marco  más técnico o científico no será considerada como tal.

De manera objetiva, algunos ejemplos de fortalezas y debilidades son:

-Fortalezas: Paciencia, honestidad, compromiso, valentía, eficiencia, entre otras.

-Debilidades: Egoísmo, deshonestidad, cobardía, vagueza, irresponsabilidad, entre otras.

Fortalezas y debilidades a mostrar en entrevistas de trabajo

En las entrevistas de trabajo actualmente, suelen preguntarnos por las que consideramos que son nuestras fortalezas y debilidades para tener una orientación de si podremos ser aptos para la empresa o no. A continuación vamos a ver algunos ejemplos de fortalezas y debilidades que llaman la atención en las entrevistas de trabajo. Relacionado con las debilidades, hay que intentar transformarlas en virtudes como mostraremos más adelante.

Fortalezas:

  • Proactivo: Relacionada con el hecho de ser una persona que incluso llega a necesitar hacer algo productivo. Esta es una cualidad que llama mucho la atención por el hecho de que ninguna empresa quiere trabajadores vagos, sino que tengan ganas de trabajar e interés.
  • Responsable: Habitualmente buscan personas responsables con su trabajo, que hagan lo que haga falta y de manera responsable, sin dañar a la empresa.
  • Organizado: Última de las fortalezas que vamos a mencionar pero no por ello menos importante. A nadie le gusta ver un trabajador desorganizado y caótico, sino uno organizado, que a través de ello, sea más eficiente.

Debilidades:

  • Exigente: Aunque la exigencia en el trabajo suele ser considerada una virtud, por el hecho de querer hacerlo mejor, no deja de ser un defecto que puede llevarte a la depresión por no hacerlo todo lo bien que quieres, o al estrés por el mismo motivo.
  • Desorganizado: Este es un defecto que siempre puede intentar mejorarse y se puede lograr, por lo que decir que eres desorganizado pero demostrar afán por corregirlo puede ser una buena manera de encubrirlo.
  • Otras debilidades relacionadas con aptitudes técnicas o científicas, económicas, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *