Ejemplo de método científico

por | Febrero 22, 2017

Existen muchos ejemplo de método científico, pero para explicarlo de una manera fácil y concisa, utilizaremos un problema común de la vida cotidiana que se adapta perfectamente a este procedimiento, pero primero definiremos que es Método Científico, a fin de tener claro su concepto y poder laborar sin inconveniente.

El método científico es un método, valga la redundancia, que se encarga de un estudio sistemático del cual parte la técnica de observación, las reglas para razonar y la predicción de los resultados. Además incluye la percepción de la experimentación planificada y la forma de comunicar los resultados tanto experimentales como teóricos.

Supongamos que el problema es que tu computadora se apaga de repente y sin previo aviso, y además aparecen ventanas emergentes que no logras identificar. A continuación, te presentamos un ejemplo de método científico:

Localizando el problema

 

Como primer paso para encontrar una solución al problema, debemos localizar el verdadero problema que se debe resolver dejando a un lado las consecuencias. El ejemplo de método científico para el problema que planteamos anteriormente sería que no terminaste de leer un artículo porque la computadora se apagó abruptamente.

El problema no sería no haber terminado de leer el artículo, esa es la consecuencia. El verdadero problema es que la computadora se averió.

Formulando la hipótesis

Al formular la hipótesis, podremos explicar las causas posibles del respectivo problema encontrando de esta manera una solución coherente.

Cada detalle cuenta, así sabremos si existe un patrón determinado; de esta manera, presta atención a cada detonante. En el caso del problema planteado, la hipótesis seria que la computadora se infectó con un virus.

Prueba la hipótesis

Después de localizar el problema y plantear la hipótesis, debemos hacer una prueba para ver si estamos en lo correcto. Solo debemos desarrollar un ambiente experimental, de modo que nos ayude a comprobar lo anterior.

Un ejemplo de método científico para la prueba, sería probar con un antivirus o formatear la computadora.

Analizando los resultados

Una vez que hayamos seguido los pasos anteriores, llegaremos a la conclusión de si nuestra hipótesis fue correcta. Si por el contrario, no hemos dado con la solución, solo deberemos replantearnos la hipótesis hasta hallar el final del problema.

Como resultado del problema de la vida cotidiana, descubrimos que al instalarle el antivirus, la computadora funcionó perfectamente y se podrá evitar cualquier otro problema similar.

El método científico nos ayuda no solo en situaciones laborales o estudiantiles, sino también en nuestros problemas cotidianos. Simplemente tenemos que mirar más allá de lo que vemos y sentarnos a pensar tranquilamente para encontrar la mejor solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *